Sofás modulares

Sofás modulares

Los sofás con diseños modulares son la mejor inversión que se puede hacer para decorar un salón moderno. La posibilidad de sacarle el máximo partido y funcionalidad en cada momento, según las diferentes combinaciones de sus módulos, es una de las ventajas principales que justifican su preferencia. Además se encuentra el plus de que estos modelos se asocian con un interior moderno y vanguardista, algo que no viene mal si se quiere crear ese estilo.

En Ikea se encuentran algunas propuestas de sofás modulares con una excelente relación calidad-precio-diseño. Disfrútalos y elige el que más se adapte a tus necesidades, gustos y presupuesto.

Sofá esquinero amarillo oscuro

Sofá esquinero amarillo oscuro

Este sofá rinconero es la mejor personificación de un sistema modular ya que forma parte de una serie con diferentes elementos, que pueden ser combinados entre ellos o usados por separado. De esta manera si te cansas de tenerlo en el salón y quieres trasladarlo a otro espacio con nuevas medidas, como por ejemplo una buhardilla, podrás adaptarlo sin inconvenientes. Posee un diseño moderno minimalista debido a los asientos bajos, que además han sido complementados con cojines en el respaldo para ofrecer un mayor confort.

Sofá de dos plazas y chaise longue negro

Sofá de dos plazas y chaise longue negro

Una de las combinaciones más populares de sofá modulares debido al poco espacio que ocupa, es la que incluye una pieza de dos plazas y un módulo chaise longue. Tal es el caso de este confortable diseño con  cómodos reposabrazos que te permite utilizar el sofá de la forma más placentera posible. Y si la familia crece solo necesitas incorporar otras piezas para obtener un mayor número de asientos.

Sofá de tres plazas y dos chaise longue

Sofá de tres plazas y dos chaise longue

En este diseño se ofrecen varios módulos (chaise longue izquierdo, derecho y módulo central de tres plazas), cuya disposición permite configurar un sofá de diferentes dimensiones en función del momento y el espacio. La clave del éxito radica en elegir precisamente el número de módulos adecuados para una disposición acorde al espacio. Si no te convence la adaptabilidad quizás lo haga su estética, porque es precioso ese contraste de blanco y madera, además del tapizado estilo capitoné.

Sofá de dos plazas y chaise longue turquesa

Sofá de dos plazas y chaise longue turquesa

Y terminamos con otra propuesta de un sofá de dos plazas que integra también una sección chaise longue. El chaise longue se presenta con una configuración a la derecha, pero se puede alternar de posición gracias a los reposabrazos removibles. Resulta una pieza ideal para situarla en un salón donde se desee crear un espacio individual para la reflexión o la lectura. El color azul turquesa transmite esa tranquilidad y sosiego que demanda un espacio de este tipo. 

Compártelo en tu red social: