Sofás de piel

Sofás de piel

Los sofás de piel son sin duda alguna de los grandes favoritos para amueblar un salón, independientemente de su estilo decorativo (clásico, moderno, vintage). Las razones están sobradas, y es que este material noble trae consigo múltiples ventajas en cuanto a limpieza, mantenimiento, estética y durabilidad. Por supuesto también tienen sus desventajas, asociadas fundamentalmente al coste y a la temperatura que adquieren al tacto, pero al final la balanza se inclina claramente a favor de sus ventajas.

Si eres un eterno enamorado de la nobleza y el carácter que le aportan los sofás de piel a un salón, en esta colección de Ikea encontrarás variadas propuestas que se adaptan a todos los presupuestos y exigencias.

Sofá de piel azul turquesa

Sofá de piel azul turquesa

Empezamos por este sofá de tres plazas, que puede ser capaz de crear un clima especial de serenidad y relax gracias a su increíble revestimiento azul turquesa. Con este diseño de Carl Öjerstam donde se resaltan las formas cóncavas, los gruesos acolchados y los respaldos altos, es posible disfrutar de buenos momentos en familia o acoger cálidamente a los amigos. Su aspecto y sensación al tacto tampoco defraudan a los más exigentes.

Sofá de piel con 2 chaise longue

Sofá de piel con 2 chaise longue

Para una familia grande o un salón de dimensiones generosas, encontramos este diseño modular que combina un sofá de 3 plazas con dos chaise longue en cada extremo. El revestimiento de cuero blanco y las patas de madera, le aportan un toque de elegancia y distinción a esta pieza. El precio se amortiza fácilmente debido a la durabilidad del cuero y a la presencia que este mantiene con el paso de los años.

Sofá de piel blanco

Sofá de piel blanco

En un formato más pequeño es posible elegir este sofá de dos plazas, de piel también teñida a profundidad. Con un respaldo bajo, patas de acero, líneas y ángulos rectos, este diseño tiene una inspiración claramente minimalista, por lo que resulta ideal para un salón ambientado en ese estilo. A pesar de su color blanco inmaculado su limpieza se reduce a pasarle un paño humedecido en agua o en una suave solución jabonosa. Esto suele bastar para que las manchas recientes y las suciedades desaparezcan, aunque también se puede aplicar algún tipo de crema especial una vez al año, para una mejor conservación.

Sofá de piel beige

Sofá de piel beige

En la colección KIVIK de Ikea es posible encontrar una amplia variedad de sofás de piel (2 plazas, 3 plazas, butacas, chaise longue) con asientos mullidos y respaldos muy cómodos. Un sofá de dos plazas es siempre la mejor opción cuando el espacio está reducido, así que lo hemos elegido como muestra de esta serie. Todas las superficies expuestas al desgaste diario (ya sea por el roce de los vaqueros, las manchas de bebidas y comidas, etc.) llevan piel con flor de 1,6 mm de grosor, suficiente para mantenerlo en buenas condiciones incluso con niños en la casa.

Sofá de piel gris

Sofá de piel gris

Un tanto similar resulta este sofá gris también de dos plazas, que utiliza piel con flor de vacuno de 1,2 mm de grosor. Tanto los cojines del asiento como los del respaldo están rellenos de espuma de poliuretano de alta resilencia y fibras de poliéster, de manera que se provee un mayor confort para el descanso.

Sofá de piel con chaise longue y reposabrazos desmontables

Sofá de piel con chaise longue y reposabrazos desmontables

Un color recomendable para elegir un sofá de piel es siempre el negro, debido a la personalidad y elegancia que este proyecta. Además en los salones modernos con una tendencia monocromática o que apuestan por el binomio blanco + negro, esta resulta una pieza clave. Este diseño de sofá es concebido de forma modular, ya que desmontando sus reposabrazos se hace posible colocar la sección chaise longue a ambos lados.

Sofá de piel marrón oscuro

Sofá de piel marrón oscuro

Sin duda hay un encanto en la textura y el aspecto natural del cuero, que cautiva a primera vista. Tal es el caso de este sofá de piel marrón oscuro que mantiene su calidad natural, con lo que se estará invirtiendo en una bonita pieza y que durará también durante muchos años. Sus formas generosas y el respaldo alto recrean un sofá versátil, capaz de integrarse dentro de cualquier estilo decorativo.

Sofá de piel estilo bajo

Sofá de piel estilo bajo

Del mismo color marrón oscuro pero con un diseño más moderno, se presenta este sofá de 3 plazas de Ikea. Ha sido confeccionado enteramente de una piel con flor muy suave, duradera, así como con un aspecto y tacto natural. La superficie de la piel ha sido tratada con una ligera capa protectora para aumentar así su durabilidad y facilitar su limpieza.

Compártelo en tu red social: