Sofás 2 plazas

Sofás 2 plazas

Los sofás de dos plazas son una alternativa muy popular en los salones pequeños, ya que combinados con algún sillón y una mesilla auxiliar, pueden dotar de gran personalidad a este espacio sin necesidad de atiborrarlo de muebles.

Para aquellos que no tienen más alternativa por la configuración del espacio o los que buscan simplicidad en sus muebles de living, hemos preparado esta selección especial de sofás de dos plazas. En ella podrás encontrar diseños verdaderamente atemporales y versátiles, pero tampoco faltan las propuestas atrevidas. Sin duda aquí encontrarás un buen candidato para incluir en la decoración de tu salón, cualquiera que sea su estilo.

Sofá Marrehill con estampado rosa / verde

Sofá Marrehill con estampado rosa / verde

Los que prefieren los sofás estampados sobre los lisos casi siempre se sienten decepcionados por la falta de propuestas de este tipo, así que hemos pesando en primer lugar en ellos en esta ocasión. La propuesta que te traemos pertenece a la serie Klippan de Ikea, con respaldo bajo y una cubierta de tela estampada en rosa y verde ¿Precioso verdad? Además como plus la cubierta es de fácil limpieza y puede ser sustituida por una nueva si se desea renovar la decoración del salón.

Sofá Knopparp en amarillo intenso

Sofá Knopparp en amarillo intenso

Con una inspiración también moderna encontramos este sofá amarillo intenso, cuyos atributos lo hacen muy duradero. Se encuentra soportado por una sólida estructura de metal, que está recubierta por un resistente y vistoso forro de tela. Su reducido tamaño y simpleza lo hacen ideal para encajar en cualquier espacio pequeño. Si el amarillo resulta demasiado intenso para tu salón, puedes elegir este mismo diseño en un atemporal color gris.

Sofá clásico Bomstad en marrón oscuro

Sofá clásico Bomstad en marrón oscuro

Si quieres apostar por un diseño atemporal, ¿qué te parece este depurado sofá clásico? Las formas armoniosas y el color marrón oscuro lo convierten en una pieza cautivadora. Contar con un respaldo alto siempre ofrece un extra de comodidad, así el cuello y la cabeza encuentran un buen punto de apoyo. Para superar la prueba del tiempo en las superficies más expuestas al desgaste se utiliza piel con flor de 1,6 mm de grosor, mientras que las externas han sido recubiertas con un tejido resistente que posee un aspecto similar al de la piel.

Sofá moderno Bomstad en gris

Sofá moderno Bomstad en gris

Las líneas y ángulos rectos revelan el carácter moderno de este sofá de dos plazas también de Ikea. Las superficies exteriores también llevan piel con flor teñida en profundidad, resultando suave y agradable al tacto. De igual manera los cojines de los asientos han sido rellenados con espuma de poliuretano de alta resiliencia, para ofrecer una mayor experiencia de confort. Si te gusta el diseño pero te resulta un poco frío e impersonal el color gris, puedes remediarlo con un bonito par de cojines.

Sofá moderno Bomstad en blanco

Sofá moderno Bomstad en blanco

A pesar de que elegir el blanco en los muebles de living es considerado por muchos un suicidio, lo cierto es que este es un color que cautiva en los salones. Este sofá de dos plazas de color blanco y patas de madera, es una auténtica prueba de ello. Sin temor alguno puedes elegirlo para convertirse en la pieza fundamental de cualquier salón de inspiración escandinava o moderna.

Sofá retro Blekinge en blanco

Sofá retro Blekinge en blanco

Este sofá retro en color blanco es otra propuesta con la cual inundar un salón de luz, tranquilidad y equilibrio. Sus formas redondeadas y profundas trasmiten una sensación de confort mayor que el de otros diseños modernos. No resulta difícil mantener su limpieza ya que cuenta con una funda completamente desenfundable que es posible lavar a máquina, y los cojines también poseen respaldos reversibles.

Sofá moderno Nolhaga en beige claro

Sofá moderno Nolhaga en beige claro

Si no quieres un sofá que defina propiamente el estilo de tu salón, esta puede ser una muy buena propuesta. A medio camino entre lo moderno y retro, entre el blanco y el marrón, encontramos este diseño que resulta muy atractivo visualmente. El color beige es una de las tonalidades más de moda en la decoración de interiores, y siempre es muy buen recurso cuando se quiere dar cierto aire de formalidad a un espacio.

Sofá moderno Laglig en negro

Sofá moderno Laglig en negro

Y no podía faltar un diseño en color negro, además de que resulta muy combinable funciona bien como punto central del salón. La mejor alternativa para una pieza como esta es una decoración simple y neutral de inspiración moderna. Creando un contraste con paredes claras lograrás un espacio armonioso y en equilibrio.

Compártelo en tu red social: